Alrededor de 400 niños, en su gran mayoría hispanos y provenientes de suburbios, ofrecieron el sábado 14 de mayo el segundo concierto en Los Ángeles dirigido por el venezolano Gustavo Dudamel, el director que busca consolidar en Estados Unidos un sistema de orquestas juveniles, tal como el que se implantó exitosamente en Venezuela.

El músico aseguró al portal telesur.com “este es el proyecto al que le tengo un cariño especial y quiero que prospere por las oportunidades que brinda la música a los niños de menores recursos”.

Los integrantes de la orquesta son niños ubicados a las afueras de Los Ángeles o en barrios pobres de California, y  en  gran mayoría son hijos de afroamericanos o de inmigrantes asiáticos y latinos.

Lo importante de esta iniciativa lidera por el maestro larense es la motivación que ha logrado en los jóvenes y en sus padres de usar la música como vía de escape a los problemas de la sociedad del sur de California.

Iván Ernesto Silveira A.